Superar los miedos

Bioenergía del Desarrollo Personal

Cofres Bioenergéticos

Estos cofres son origamis bioenergéticos. Los origamis consisten en doblar y ensamblar papeles para imitar formas de la naturaleza, tienen siglos de
historia y un sentido secreto casi mágico que redescubrió
la Terapia Akáshica.

La técnica de los origamis se originó en China alrededor del siglo I o II d. C., llegó a Japón en el siglo VI y se integró a la tradición japonesa.

En el período Heian desde el 794 al 1185, los sintoístas, seguidores de una religión que rinde culto a las fuerzas de la naturaleza y a los antepasados, usaban mariposas de papel en sus ritos matrimoniales, como símbolos de
unión íntima y amor constante

El origami formó parte importante de las ceremonias de la nobleza. En ese entonces era un arte que estaba reservado sólo a las clases altas porque el papel era escaso y muy caro. 

Entre 1338 y 1573 del período Muromachi, el estilo de origami servía para distinguir un estrato social de otro, por ejemplo, entre un samurai aristócrata y un campesino.

Las figuras clásicas del origami vienen del Período Edo (1600 – 1898). Para entonces, ya no tenían sentido religioso sino de entretenimiento.

A través del Camino de la Seda, los árabes descubrieron este arte y lo llevaron a España. De ahí se difundió por toda Europa.

Los origamis, lejos de ser un mero y sencillo pasatiempo, se han convertido en inspiración para numerosas disciplinas, no solo en el mundo creativo o en el arte, sino también en el ámbito terapéutico, pedagógico, en el de la arquitectura y, en estos últimos tiempos, también han servido como base inspiradora de la innovación tecnológica en muy diferentes ámbitos.
Uno puede preguntarse cómo una técnica tan milenaria y sencilla puede tomar tanta relevancia en el mundo de la ciencia y la tecnología.

Pues bien, el origami encierra en sí mismo figuras geométricas en sus diversas formas, que pueden hacer que un objeto que está en dos dimensiones, es decir, en solo un plano, se convierta en un objeto en tres
dimensiones o viceversa. Ésta es la facilidad que tiene el origami, al mantener la unidad y solo ser plegado. Esta conversión de geometría en un solo plano se traduce en números y longitudes; materia prima de experimentados científicos en busca de velocidad, economía y simplicidad
en sus avances tecnológicos.

Es así como la matemática de los origamis y el arte de trabajar con los dedos ha inspirado a científicos de la NASA, por ejemplo, en la construcción de los paneles solares de sus satélites, los cuales envían plegados al espacio y una vez allí los extienden.

Otros científicos han diseñado robots para ser ingeridos en forma de cápsula. También existe aplicación en la medicina a través de lo que se da en llamar el origami de ADN, doblar moléculas de ADN para tener formas
elegidas, teniendo aplicaciones en el diseño de nuevos fármacos. Así podemos nombrar otra gran variedad de aportes científicos y técnicos siendo los origamis fuente de inspiración de todos ellos.

Eric Barone ha creado los Origamis Bioenergéticos para ser usados en la Terapia Akáshica, de esta forma el origami también tiene un lugar en el mundo espiritual, dando origen a la ergonomía bioenergética.

Eric Barone ha transformado los origamis en correctores energéticos tanto de la energía de una persona como de su ambiente, teniendo un poderoso impacto en la salud física, emocional y espiritual de una persona.

Estos Origamis presentan el mejor sincretismo entre lo más antiguo de la magia subyacente en las artesanías tradicionales y lo más moderno del mundo digital en el cual está inserta nuestra civilización.

Podemos incluir los Origamis Bioenergéticos dentro de la «tecnoconciencia» que es el arte de dotar a objetos de la vida cotidiana de una dimensión suplementaria, la bioenergía, que va más allá de la dimensión utilitaria
o estética que ya tienen estos objetos, para que ayuden a nuestros cuerpos energéticos a reestablecer su propio equilibrio, tan comprometido por las exigencias de la vida moderna.

Estos Origamis, son diseñados por Barone acorde a cada categoría de necesidades, y es tan grande la diversidad, que cada lector podrá encontrar solución a la mayoría de sus problemas

Recibe este cofre mágico en tu email con el instructivo para armar y utilizar este origami bioenergético: